jueves, 17 de diciembre de 2015

José Luis Zelaia, el gigante de Galdakao


José Luis Celaya nació en Galdakao el 26 de agosto de 1910. Atleta fornido de 1,93 metros de estatura,  toda la vida la dedicó al atletismo, ya que esta discurrió desde el año 1930 hasta 1990. En 1928 con 18 años, ingresó en la Escuela de Mecánicos de la Aviación, situada en Cuatro Vientos, Madrid, donde le inculcaron el veneno del atletismo, cuando para su altura solamente pesaba 72 kgs. Participó en 1930 en competición oficial, al  principio modestamente corriendo la Vuelta a Madrid, prueba por relevos de cuatro corredores. Aunque tenía enorme armazón, le faltaba toda técnica de los lanzamientos. El no tenía tipo de corredor, pero llevado por su afición que le habían despertado, formó parte del equipo de la escuela y ganó la carrera brillantemente. Un duro entrenamiento y una tabla apropiada de gimnasia, fue cambiando su cuerpo que alcanzo los 96 kgs.


De vuelta a Euskadi, en momentos que el atletismo estaba amodorrado por completo y casi sepultado, se dedico a jugar al futbol de portero con el equipo de Igorre. Inútil decir que por alto, mientras Zelaia estuvo en la portería, jamás le metieron un gol. Iniciado nuevamente en el atletismo en Bizkaia, gracias a la labor de la Agrupación Atlética, el gigante de Galdakao se entregó totalmente a este deporte. Todos los días después de su trabajo, en el campo del Elexalde, se le podía ver entrenar en lanzamientos, carreras y saltos, fruto de ello fueron los 13 kilos que en sudor y en grasa eliminó.


Él fue animador del atletismo en Galdakao y a su contacto se estableció un nutrido grupo de promesas. Esto ocurría en 1932 y se ganó un puesto en la selección vizcaína de atletismo, compitiendo contra Gipuzkoa en Berazubi, Tolosa. Excelente cultivador de la barra vasca y formidable lanzador de disco, disputó con Erauskin la supremacía no solo vasca, sino peninsular. Campeón de Bizkaia en 28 ocasiones, en pruebas tan dispares como los 80 m. vallas, pentatlón, disco, peso, barra, jabalina y martillo, entre 1933 y 1955. Campeón nacional del lanzamiento de disco en 1935, batió el récord nacional tres veces el mismo día, el 21 junio 1936 en Burdeos. El de jabalina 20 días después en Barcelona en el Campeonato de España. El primado de jabalina lo impuso con un tiro de 53,69, en el estadio barcelonés de Montjuich, para que la pasada guerra civil cortase su magnífica trayectoria deportiva, porque aun cuando siguió compitiendo, no alcanzo las cotas de antaño.


Cumplida su etapa práctica, obtuvo el título de entrenador nacional, desempeñando durante años una nueva relación con el atletismo, principalmente en el Colegio Santa María de Portugalete, autentico vivero de atletas. Desde 1966, año en el que en Madrid se celebro el primer campeonato estatal de veteranos, hasta 1990, sumo más de sesenta títulos en peso, disco, jabalina y martillo. Como veterano actuó también en distintos campeonatos de Europa y del mundo, habiendo sido campeón con el disco del viejo continente en dos ocasiones, la primera en Viareggio, Italia, donde se impuso en 1978 con un tiro de 43,04 m. y la segunda en Estrasburgo, Francia, con 43,26 m, marca que supuso el record europeo para atletas de más de 70 años. En el campo universal fue subcampeón mundial de martillo en 1983, en San Juan de Puerto Rico. Falleció en Bolueta el 23 de julio de 1993.


Zelaia en el Stadium de Montjuich (Foto Excelsius)


Fuente: Dime, diciembre del 2015