lunes, 4 de marzo de 2013

Emakume Abertzale Batza




La incorporación de la mujer a los mundos laboral y político, se produjo en Euskadi y en el Estado, con retraso respecto a Europa. Las mujeres se hicieron sitio en aquella sociedad, esforzándose por adquirir capacitación profesional, acceder al mercado laboral, colaborar en iniciativas religiosas y participar en organizaciones políticas y sindicales masculinas de su época. En ese notable cambio social, participó Emakume Abertzale Batza (EAB).


                Polixene de Trabudua y Haydée Agirre, activistas de EAB.

El origen de EAB se remonta a 1922, año en el que las emakumes cercanas a EAJ-PNV, se constituyeron a semejanza de la organización femenina del Sinn Féin, tras una conferencia en Juventud Vasca disertada por el nacionalista irlandés Ambrose Martín O'Daly, sobre la incorporación de la mujer a la revolución en Irlanda, a través de una organización específica, el Cumman nan Ban. EAB dio forma a numerosas iniciativas que venían desarrollándose a cabo desde 1907 en el abertzalismo. Tras el paréntesis de la dictadura de Primo de Rivera y la proclamación de la Republica, EAB volvió con mayor fuerza. La agrupación EAB participó activamente en tareas educativas y culturales (Euzko Gastetxu Batza, ikastolas, teatro, danzas, coros, etc.), benéfico-sociales (comedores, ropero vasco, recogida de donativos para obreros en paro, etc.) así como propagandísticas (reparto de propaganda, participación en mítines, organización de conferencias, etc.).




Pepita de Abasolo fue la encargada de poner en marcha la organización de Galdakao al comienzo de la República, no siendo hasta el 28 de agosto de 1932, cuando quedó inaugurada de manera oficial, la agrupación galdakoztarra de EAB. Los actos comenzaron con un pasacalles de txistularis, tras él, a las diez, se ofició una misa por el párroco, ayudado por Prudencio de Lángara y Romualdo de Garibi, acompañados por la Scola Cantorum local, el tenor Laborda que interpretó una plegaria del compositor Guridi y el organista de la parroquia Tomas de Larrinaga. El párroco procedió a la bendición de la bandera de la organización, en la que actuaron apadrinando los niños Eli de Bustinza y Conchita Escobal Linaza. Terminada la misa, la comitiva se encaminó a Kurtzeko plaza, donde los ezpatadantzaris txikis e hilanderas, realizaron una exhibición y las Bandas de música y txistularis, ejecutaron composiciones musicales vascas de su repertorio. El banquete posterior se celebró en los soportales de las escuelas de. Gandasegi, servidos por el restaurante de Bikandi. A las tres de la tarde y como el mitin no estaba autorizado por el gobernador, en su lugar se organizó un brindis, en el que intervinieron Sabin de Enbeita, la activista política y dirigente de la organización, Polixene de Trabudua (mujer del futbolista local José Mandaluniz), el poeta Esteban de Urkiaga “Lauaxeta” y Luciano Ocerin. A las cinco se inicio la romería.



En septiembre de 1933, EAB llegó a contar con más de 198 afiliadas y aunque las mujeres asociadas no estaban obligadas a afiliarse, muchas de estas emakumes militaron en EAJ-PNV. Una vez consolidada la organización en 1934, esta estuvo presidida por Mª Jesús de Eskubi, que dio paso a Bernarda de Zamakona en 1935 y en el periódo prebélico, a Teresa de Jauregi como máxima responsable.



Entre otras actividades realizadas en el municipio, que conocemos, podemos citar: el apoyo a la creación de la ikastola de Plazakoetxe, la confección de cestas de alimentos y ropa en beneficio de los abertzales necesitados por Navidad, que fueron expuestas en los escaparates de los comercios “Casa Loroño” y “Legarda”, rifas de juguetes en Reyes, regalos destinados aquellos niños bautizados con nombres vascos, etc. Una vez comenzada la guerra, EAB desde  el edificio destinado en Plazakoetxe a la Asistencia Social, se reunía confeccionando prendas que se destinaban a los mendigoizales que se hallaban en la campaña militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada