martes, 25 de octubre de 2011

Teatro vasco en Galdakao


El teatro ocupaba un destacado lugar en el conjunto de actividades de ocio realizadas en el municipio  a principios del siglo XX. Dos instituciones organizaban las representaciones teatrales: el Circulo Obrero de Santa Bárbara y Juventud Vasca de Etxegorri. El día de reyes, el Cuadro Dramático del Círculo de Obreros de Santa Bárbara organizaba veladas teatrales en los salones del Círculo, situado en Zuazo, así como sesiones cinematográficas.


En el caso del batzoki, el responsable de organizar el cuadro artístico era Claudio de Zarate y el lugar de representación Etxegorri, salvo en ciertas ocasiones en las que se realizaban en el cine “Galdakano” del barrio de Lasao. El teatro era concebido como una forma de deleitar al público, recabar fondos para determinados fines patrióticos y fomentar la transmisión de la ideología abertzale. Las primeras noticias que poseemos son de 1912 con la representación en el batzoki de las obras “La tasita de plata” y “Ume zurtzak”. Tenemos que esperar a finales de 1930 a la constitución del cuadro dramático de la Sociedad Juventud Vasca, pasada la dictadura de Primo de Rivera, para volver a ver nuevas funciones.

Entre las obras se pueden destacar: “La vieja que paso llorando” e “Itxaro ixarra” representadas por “Oldargi”; “Ator mutil” e “Iru gudari” de Manuel de la Sota; “Alma vasca” comedia de Nicolás Viar; “Los calmosos”, ” Antón Barakatz”, “¿Me caso?”, “Manu Soro”, “Katalin encuentra casa”, “Peru Gizon”, “Maite” y  “Aztidunak” de Isidro Parada; la zarzuela vasca “Azi ona”; “Maitena”, “Urteurrena” y  “Como nos casamos en Bilbao” de Luis de Villalonga; “Ama” romance de J. de Uruñuela y “La princesa Gastia” de Eli de Gallastegi, así como obras infantiles.





A las representaciones venían de pueblos vecinos como Larrabetzu, Bedia, Lemona, Basauri y Etxebarri. En plena guerra se celebraron funciones teatrales destinándose la recaudación para los gastos del mantenimiento de las milicias. Los precios eran variados, butaca de preferencia 2 pts, butaca de patio 1.50, delantera de anfiteatro 2 y anfiteatro 1, para los “umetxus” 0,25 Pts. Las funciones comenzaban a las cuatro y media, y ocho y media, y al terminar la función nocturna, un servicio de autobús facilitaba la vuelta a Usansolo. Podemos citar, entre otros, los siguientes repartos:

“La vieja que paso llorando”: “Doña Andresa”, señorita Larrea; “Pantxike” señorita Abasolo; “Asun” Libe de Egileor; “la viuda de Gerrikaitz”, Ramonita de Agirre; “Dominike” Carmen de Amoritza y “Gergoritxu” Libe de Uranga.




“Itxaro izarra”: “Cho”, Víctor Fernández Arostegi; “Crisanto”, Claudio de Zarate; “Kurumiño”, José María de Zabala y “Txangurro”, José María de Agirre.

“Ator mutil”: “Lili”, Isabel de Gerediaga; “Abuela”, Ramonita de Agirre; “Egastiño”, Víctor Fernández Arostegi y “Jauna”, Julián Abasolo.

“Katalin encuentra casa”: “Katalin”, Ramonita de Agirre; “Clara”, Miren de Ugarte; “Canuta”, Miren Bustinza; “Sixto”, Claudio Zarate; “Don Alfredo”, Julián de Abasolo y “Kontxu”, Sabin de Zenarruzabeitia.

“Alma vasca”: Lola de Larrea, Pepita de Abasolo, Miren de Egileor, Miren y Encarna Bustinza, Pepe de Mandaluniz, Agustín de Arostegi, Santiago de Zorriketa y Fernando de Orueta.


                         Reportaje gráfico de la obra de Nicolás Viar.


“Como nos casamos en Bilbao”: “Juli”, señorita Amuritza; “Merche”, Varela; “Mary”, Sobron; “Dolo”, Busquet L.; “Aldeana”, Beitia; “Sole”, Egileor; “Doña Filo”, Bustinza; “Mencha”, Ugarte; “una joven”, Busquet; “otra joven” Izagirre; “compradora”, Zamakona; “Patxi”, señor Depardieu y “forastero”, Muniozguren.




Se trataba de lograr obras de calidad, así como transmitir una alta carga emocional. La estrategia de Juventud Vasca funcionó gracias a la capacidad de creación de obras, buenos actores y organizar funciones no solamente en los centros nacionalistas, sino también en teatros públicos populares.



Interpretes de La princesa Gastia de Eli de Gallastegi en el Teatro Campos Eliseos.

De la cooperativa de casas a las viviendas en propiedad

Segundo articulo sobre el barrio de Tximelarre publicado en abril de 2007 en el periódico "Crónicas".